jueves, 10 de noviembre de 2016

Mykonos - 7 días - Verano

¡Hola a tod@s!

Pues aquí empiezo el blog, con esta entrada sobre el destino donde fuimos este verano: Mykonos. Estas semanas voy a ir escribiendo sobre sitios a los que ya hemos ido hasta que más o menos me ponga al día de estos tres años con Emma.



Este verano decidimos irnos una semana a Mykonos (Grecia). Tenía muchas ganas de ir, ya que me habían hablado genial de las Islas Griegas, ya sabéis: playas impresionantes, temperatura ideal y comida riquísima. Una vez habiéndolas visitado os aseguro que es ¡todo cierto!
A Mykonos la llaman la 'Ibiza griega' por su parecido en cuanto a la vida nocturna, ambiente y fiesta, pero obviamente viajando con mi hija de 3 años, no es el tipo de viaje que os voy a describir.
Vamos a ir por pasos:

Reservé los vuelos con antelación con la compañía Vueling que hace directo Barcelona-Mykonos en un trayecto de unas tres horas y media. En cuanto al alojamiento, preferimos coger apartamento, para hacer los desayunos y cenas que quisiéramos nosotros mismos. Lo reservé directamente en su web que es como me salía mejor de precio, nosotros estuvimos en Anemos Apartments, en el pueblo de Ornos, un acierto total, ya que Ornos es un pueblo super tranquilo.











El horario de llegada del vuelo era un poco rollo, porque llegábamos a 21:30, además se nos retrasó el vuelo, lo que llegamos sobre las 22:30 hora local. Allí nos esperó con una gran sonrisa la propietaria de los apartamentos, Popi. Nos dirigimos hacia Ornos, el pueblecito donde nos alojábamos, a tan solo 15 minutos del aeropuerto. Popi nos enseñó el apartamento, dejamos las cosas y fuimos al super a comprar algo de cena. El supermercado estaba a tan sólo 2 minutos (¡si llega!) y cerraba a las 3 a.m., así que cenamos algo rápido y a dormir.





Apartamentos Anemos


Playa de Ornos
Bajamos temprano a recepción a que nos informaran un poco sobre la isla, las playas y cómo movernos por allí. Aun así, decidimos pasar el día en la playa de Ornos, una de las que más nos gustó, el agua es totalmente cristalina y sin una ola, además tampoco cubre en un trozo, lo que es ideal para los niños. En Mykonos de por sí hace mucho viento, y cuando estás en la playa se agradece la brisa, no pasas nada de calor.
En esta playa pasan vendiendo unos donuts que vale cada uno unos 2,50€, es de lo mejor que comimos, no os perdáis comprarlo. También lo venden en las pastelerías por menos dinero, pero el realmente bueno es el de esta playa. ¡Aun salivo de pensarlo!

¡Donuts impresionantes!
Comimos en el apartamento e hicimos la siesta (¡qué alegría!). Volvimos a la playa un rato hasta que anocheció y fuimos a ver la puesta de sol...¡Impresionante!

Puesta de sol en Ornos



Decidimos ir a la capital que llaman 'Mykonos town' o 'Chora'. Cogimos el autobús que vale 1,80€ el billete por trayecto/persona y te deja en las afueras (cerca del centro igualmente, aquí está todo cerca). Emma tiene 3 años y no pagó. Por la mañana fuimos a la playa de Agios Stefanos, no nos gustó mucho, aunque es bonita, habían muchas olas y la niña casi ni probó el agua, además habían bastantes piedras, lo que era incómodo.

Playa Agios Stefanos
Volvimos a Chora y vimos los típicos Molinos de Viento, paseamos por la 'Pequeña Venecia' y callejeamos por el barrio de 'Kastro'. Lo chulo de allí es dejarse perder sin rumbo fijo. Emma disfrutó corriendo por las calles estrechas y escondiéndose, nosotros no tanto, porque hay mucha gente y tienes que ir pendiente. Aun así es muy bonito, las tiendas son mas bien boutiques preciosas con mucho glamour.

Pequeña Venecia

Molinos de Viento
Callejuelas de Mykonos Town (Chora)


Nos levantamos tranquilamente y cogimos por primera vez el 'taxi boat' o 'caique' en la playa de Ornos. Pagamos 10€ ida y vuelta por persona (Emma no pagaba). El barco pasaba cada 30 minutos más o menos y el último en salir era a la 7 p.m.

Caique o 'Taxi boat'



Es una de las formas más divertidas y bonitas de ir a las playas. A Emma le encantó subirse al barquito por la mañana y por la tarde (¡y a nosotros también!). Las vistas desde el barco son preciosas, el trayecto hasta la última playa es de 1 hora más o menos. Decidimos bajarnos en la penúltima que era Agrari. No había mucha gente, así que disfrutamos de lo lindo del agua cristalina y la tranquilidad, ya que es una playa a la que no va mucha gente.

Emma catando el agua en Agrari
Teníamos pensado ir andando de esta playa a la de al lado, que es Elia, por un caminito que cruza la montaña. Cuando empezamos a subir la montaña, empezamos a ver a gente que iba a la montaña a hacer 'otras cosas', así que nos dimos media vuelta y volvimos a Agrari. Nuestra cara era un poema, ¡os podéis imaginar! jajaja

Sobre las 5 de la tarde volvimos en el barco hacia Ornos.






¡¡Hoy es mi cumpleaños!! Así que decidí celebrarlo en una de las playas más famosas de la isla: Super Paradise.
Cogimos el barquito y ¡a la playa! Esta vez reservamos hamacas y sombrillas porque íbamos a estar todo el día en esa playa, y nos salía a cuenta pagar.
En Super Paradise hay música de ambiente todo el día, pero la discoteca 'real ' empieza a las 5 de la tarde y dura hasta la madrugada. Nosotros estuvimos un ratito por la tarde y ya nos fuimos, ya que el ambiente no era 'muy de niños'.


Discoteca Super Paradise a pie de playa

Hoy decidimos ir en autobús a Platis Gialos, está muy cerca de Ornos y salía más barato, aunque tuvimos que hacer transbordo en Mykonos town. 
Platis Gialos tiene muchos sitios donde comer cerca de la playa, muy bien de precio y muy bueno todo. No os he hablado de la comida griega... ¡qué buena por favor! lo que más me gustó es la Mousaka (la pedía en todos sitios). 

Playa de Platis Gialos
Por la tarde fuimos a Psarrou (pronunciado 'sarú'). De Platis Gialos a Psarrou se puede ir andando, aunque hay una cuestecita...sabiendolo ahora, haría primero Psarrou y luego Platis Gialos. Dicen que es la playa de los famosos, supongo porque es una playa que no puedes acceder muy fácilmente, sólo se llega en autobús o yate privado. Esta playa tiene arena más fina que las otras y como hace tanto viento se hace un poco molesto que te salpique. Aun así es una de las más bonitas.

Playa de Psarrou
Vimos el atardecer en Psarrou y volvimos para casa.






Hoy decidimos coger el 'caique' e ir a Paranga. Es una playa bastante normalita, preciosa también pero como son todas bonitas y ya llevas varios días, tu nivel de bonito cada vez es más exigente. jejeje. 

Playa de Paranga
Por la tarde y viendo que nuestro viaje ya se acababa, decidimos cambiar de playa e ir a Paradise. Se puede ir andando, hay como un caminito que tardas unos 15 minutos en llegar. Desde allí ya cogimos el 'caique' hasta Ornos disfrutando de nuestro último atardecer en Mykonos. Para acabar bien los días, nos fuimos a cenar a Mykonos town, y así ver el ambiente de noche, la verdad es que también es muy chulo.






Nos levantamos con mucha tristeza porque nuestro viaje ya se acababa. Como nuestro vuelo salía por la tarde, decidimos pasar nuestras últimas horas en la playa de Ornos. Dejamos el apartamento y las maletas en recepción, que luego recogimos para ir al aeropuerto.


Si os gusta la playa, comer bien y descubrir sitios nuevos, esta es vuestra isla. Es una isla que combina perfectamente la fiesta y el ambiente de noche con la tranquilidad durante el día, pudiendo buscar lo que quieras en cada momento.
Mykonos me parece un destino ideal para ir con niños que ya no van en carrito, ya que su movilidad con este sería reducido y además no hay muchas aceras en los pueblos.
Y ahora me toca mojarme, he hecho un Top 5 de las mejores playas que hemos estado. Obviamente es totalmente subjetivo y seguramente habrán otras muchas playas preciosas que se nos pasaron, pero así ya tengo excusa para volver. Ya me contaréis vuestras experiencias.



Pues nada, esta ha sido mi primera entrada en el blog, espero que os haya gustado tanto como a mi escribirla y recordar los sitios tan espectaculares donde hemos estado. Poco a poco iré escribiendo sobre destinos para ir con niños y dando ideas. 

Para no perderos nada, podéis seguirme en Instagram o Facebook.

¡Hasta pronto!




No hay comentarios:

Publicar un comentario