lunes, 3 de abril de 2017

Bélgica - 5 días - Invierno

¡Hola viajer@s!

Hoy os traigo la escapada de 5 días que hicimos en diciembre a Bélgica. La verdad es que nos ha encantado, hemos estado en 4 ciudades: Bruselas, Brujas, Gante y Amberes las cuales nos han gustado mucho. Además con ambiente navideño ¡no hay que perdérselo!


Decidimos hacer una 'sede' en Bruselas y de allí ir moviéndonos en tren a las diferentes ciudades que escogimos, ya que el tren en Bélgica funciona genial. Mencionar que Emma no pagaba en el tren (¡bien!), tiene 3 años.

Reservé los vuelos con tiempo ya que el precio siempre es más económico. Fuimos desde Barcelona con Vueling y volvimos con Ryanair.

Reservé el apartamento en Smartflats, tienen varios en tres ciudades de Bélgica y no puedo estar más contenta con mi elección. Tú reservas a través de la web y un par de días antes de tu viaje te llega un mail con las claves del apartamento y tu vas directamente allí, picas tus claves y entras, no tiene recepción y si no quieres no ves a nadie, super cómodo y seguro. Además cualquier pregunta, puedes ponerte en contacto con ellos vía mail y te atienden super rápido. Como nosotros llegábamos muy pronto nos dieron la opción de dejar las maletas en sus oficinas en el centro de Bruselas, donde tienen un área para clientes, y luego ir a buscarlas. Como plus contar que tienen españoles trabajando allí, por lo que la comunicación es muy sencilla, a parte de ser muy amables. Nosotros nos alojamos en el apartamento llamado L42, y su situación es genial, muy cerca del centro y de la estación principal de tren (10-15 minutos andando), ademas de un supermercado a 2 minutos, ¡ideal! Por dentro además es muy bonito, con decoración muy moderna, limpio y con todo lo necesario para estar como en casa.

Antes de viajar también reservé todos los trenes para comodidad nuestra. Lo hice a través de la web Belgian rail. Os indico las estaciones principales para que no os equivoquéis al reservar, ya que algunas tienen varias estaciones:

- Brujas: BRUGGE 
- Gante: GENT-SINT PIETERS 
- Amberes: ANTWERPEN-CENTRAAL

Nos levantamos tempranito ya que nuestro avión salía a las 07:00 am. Llegábamos a Bruselas-Zaventem a las 09:30, por lo que teníamos todo el día por delante. En el aeropuerto, cogimos el tren al centro, un poco caro para mi gusto (8,60€/persona), pero muy rápido y cómodo. Una vez allí nos dirigimos a dejar las maletas y salir a descubrir Bruselas. Hacía un frío que pelaba, pero todo decorado de navidad, daba un ambiente muy bonito. Vimos lo más destacado del centro: La Grand Place, el Manneken Pis, Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, y callejeamos por el mercado navideño de la ciudad.



Seguimos con nuestra ruta hasta llegar al la catedral de 'Sainte-Catherine', donde había otro mercado enorme navideño con una noria al final, precioso. Mientras paseábamos no nos pudimos resistir a degustar uno de los manjares típicos de Bélgica...¡los gofres! ¡Recomiendo sin duda probarlos!


MMmm!! 
Cuando ya atardecía decidimos ir a recoger las maletas y dirigirnos al apartamento. La verdad es que tenía todas las comodidades necesarias, nos encantó.


Era nuestro segundo día, y tal y como teníamos planeado, nos dirigimos a la estación de tren para ponernos rumbo a Brujas. El trayecto en tren dura aproximadamente una hora. Una vez allí, nos dirigimos andando al centro a visitar lo más característico, la Plaza Mayor o Markt y callejear por la ciudad. 



Una de las cosas que tenía claro hacer es dar un paseo en barco por los canales, así que fuimos a uno de los varios embarcaderos de la ciudad e hicimos la excursión de una hora aproximadamente por los canales. Las vistas son preciosas y el guía te va contando las curiosidades de la ciudad. Totalmente recomendable, ¡a Emma le encantó!



En nuestro tercer día nos fuimos a visitar Gante. Igual que el día anterior, nos dirigimos a la estación  de tren con destino Gante, que se encuentra a unos 45 minutos de Bruselas. Esta vez al llegar allí, desde la estación cogimos un tranvía que nos llevó al centro, que estaba un poco más lejos (creo que era el número 1) y nos bajamos donde hay un McDonalds, tal y como nos indicaron. Una vez en el centro, callejeamos. La ciudad es un estilo a Brujas con canales, pero más grande diría yo.



En nuestro cuarto día, teníamos pensado ir a Amberes, es una de las ciudades que todo el mundo me había dicho que no era tan bonita, pero a nosotros nos encantó. Nada más llegar en el tren, la estación en sí es preciosa, tiene como 4 plantas y es muy bonita. 

estación de tren de Amberes
 Callejeamos por el centro, con muchas joyerías, ya que Amberes es conocido por ser la ciudad de los diamantes. La plaza del 'Grote Markt' es muy bonita, estaban montando la feria navideña, que pena no ir unos días más tarde, que es cuando se inauguraba. Fuimos paseando hasta dar con el río Escalda, unas vistas muy bonitas desde el puerto.

Grote Markt


Río Escalda
Comimos por allí y decidimos volver a Bruselas y pasear de noche por la ciudad (era temprano, pero se hacía de noche sobre las 5'30-6).
Ya en Bruselas, fuimos a ver la Grand Place de noche, el mercado todo iluminado y nos dirigimos a ver un espectáculo que hacen en la fachada de Sainte-Catherine, muy bonito, ¡Emma estaba embobada! Me recordó ligeramente al espectáculo que hacen en Disneyland París por la noche (próximamente nuestra experiencia en el blog). Podéis ver un vídeo de una parte del espectáculo para haceros una idea en nuestro Instagram.


Espectáculo en Sainte Catherine

Era nuestro último día en Bruselas, y como nuestro avión salía por la tarde, decidimos dejar las maletas de nuevo en la central de Smartflats y dirigirnos a ver el Atomium. La verdad es que está bastante alejado del centro (casi 45 minutos en metro), pero vale la pena visitarlo. Abre todos los días de 10 a 18h, y el precio de la entrada es de 12€ por persona los adultos, los niños hasta 6 años no pagan nada, y de 6 a 11 pagan la mitad, 6€. 

Después de nuestra visita, nos dirigimos al centro a buscar las maletas y dirigirnos al aeropuerto de Zaventem. Nuestro viaje había acabado. 


La verdad es que ha sido un viaje muy recomendable ¡Emma se lo ha pasado muy bien! El ir en invierno te da una visión muy bonita de la Navidad, ya que los mercados navideños son impresionantes. La comida es muy buena y el ambiente es muy recomendable. La gente es super amable y siempre están dispuestos a ayudarte si te ven un poco perdidos.

Espero que os haya gustado y me contéis vuestra experiencia si habéis estado o si tenéis previsto ir. Recodad que podéis seguirnos en Facebook y en Instagram

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario